Entrevista a Paula Pérez, pediatra especializada en Oncología Infantil

Hoy entrevistamos a Paula Pérez Albert, médico pediatra dedicada a la Oncología Pediátrica. Paula es Antigua Alumna de la promoción XXXVII y en esta entrevista nos cuenta cómo influyó el colegio en su decisión de dedicar su vida a ayudar a los niños enfermos de cáncer y a sus familias.

  1. Hola Paula, ¿nos podrías contar a qué te dedicas?

Soy Medico Pediatra, estoy completando mi formación en Oncología y Hematología Pediátrica en Sant Joan de Deu, uno de los centros españoles donde más niños y adolescentes con cáncer se tratan en España.
Actualmente estoy trabajando, ademas de en la asistencia diaria de estos pacientes (diagnóstico, tratamientos,…) en mejorar el tratamiento de las complicaciones, con el fin de evitar ingresos, y en optimizar el tiempo en el hospital para que este sea mínimo necesario.
A nivel europeo trabajo en red con jóvenes oncólogos pediatricos para la elaboración de un listado de medicamentos básicos para tratar a este tipo de pacientes con el fin de garantizar su acceso en los distintos países y por tanto mejorar las expectativas de supervivencia en países con menos recursos. También estamos trabajando en la elaboración de programas de formación y estancias en otros centros para mejorar la formación de futuros oncólogos pediatricos.
  1. ¿Podrías hablarnos  de tu trayectoria profesional?

Ya desde pequeña quería ser pediatra y, en parte por el impacto que me supuso conocer la enfermedad y fallecimiento de Mario, el hijo de nuestra querida profesora Helen (que no tuvo cancer), colaborar en la investigación y mejora del pronostico de niños con enfermedades de difícil curación.
Durante el bachillerato ya tenia claro que quería ser Oncóloga Pediatrica. Estudie Medicina en la Universidad de Valencia (2006-2012), hice  la especialidad de Pediatría en el Hospital Infantil Niño Jesus (Madrid) y posteriormente entre en el programa de formación en Oncología Pediatrica de Sant Joan de Deu (Barcelona), cuyo tercer y último año estoy haciendo ahora.
La pregunta que me hacen más frecuentemente al decir a que me dedico es ¿no es muy duro? Y lo es. Pero también es un trabajo precioso, donde se dan más buenas que malas noticias (la supervivencia en España se acerca al 80% de los niños con cancer) y puedes acompañar a familias espectaculares en momentos en que necesitan ayuda y apoyo a todos los niveles. Además la satisfacción de trabajar por mejorar los tratamientos de estos pacientes con el deseo de que ningún niño muera de cancer.
  1. ¿Y tu situación personal?

Vivo en un centro de Universitarias llamado Paris. En estos años me he dedicado principalmente a la formación de jóvenes universitarias, no solo a nivel espiritual, sino también humano y profesional. Entre otras muchas cosas he tenido la oportunidad de colaborar y coordinar distintos voluntariados, algunos de ellos a nivel internacional y relacionados con el ámbito de la salud en países como Peru y Guatemala.

  1. Número de Promoción

XXXVII

  1. ¿Mantienes contacto con tus ex compañeras de clase?

¡Muchísimo! En el grupo de whats de mis amigas (somos 12) puedo llegar a tener 200 y 300 mensajes en un día, ya sea comentar  la final de un programa de TV, el debate de las elecciones, lo que opinamos de temas de como ecología, feminismo, educación  o bodas y cumpleaños,  proyectos profesionales, fotos de los hijos, recuerdos, recomendaciones de actividades,…
Además quedan con mucha frecuencia en Valencia y las que estamos fuera las avisamos cuando vamos y casi siempre nos vemos para merendar o cenar, con frecuencia con hijos y/o maridos .
También con otras compañeras de curso tengo relación y nos vemos o hablamos  mas ocasionalmente. Actualmente tenemos pensado hacer una quedada del curso, aunque no sea ningún aniversario redondo, solo para encontrarnos y ponernos al día.
  1. ¿Alguna profesora en concreto que recuerdes con especial cariño?

Sería dificil decir solo algunas…  Una de las que más Amparo Catret, era una segunda madre y ahora nos cuida desde el cielo, con frecuencia me encomiendo a ella. También Cristina Baixauli y Helen, como ya comente.De secundaria Carmela Correa, que imponía bastante, pero a la que agradezco su fortaleza para aguantar nuestros retos adolescentes y Belén Garrido que nos hacia bailar con las moléculas  y transmitía gran pasión por la ciencia.

  1. En tu vida personal, ¿notas que Guadalaviar te ha dejado huella?

Es innegable el papel de la formación que recibí en Guadalaviar en mi día a día. En mi relación con Dios en primer lugar, pero también en mi manera de relacionarme con los demás, en el optimismo con el que mucha gente me identifica, en el pensar siempre primero bien de los demás y saber excusar muchas cosas, en el cuidado desinteresado de los demás,…

De derecha a izquierda: Nuria Gallego, Alicia Nicolás, Tania Yagëe, Cristina Marí, María Sanz de Bremond y Paula Pérez

 

  1. ¿Y en el terreno profesional?

Creo que en el colegio descubrí que podia mejorar el mundo que me rodea con mi trabajo profesional y que llegar mas “alto” es la responsabilidad de tener que ayudar más. Me ayudo a ser consciente de que hay mucha gente que necesita de nuestro trabajo hecho con excelencia.
También la formación humana y cristiana recibida en mi casa y en el colegio influye en mi día a día:  muchos padres reconocen en los pediatras  si eres o no madre, en mi caso suelen pensar que tengo niños pequeños, aunque no es el caso, y pienso que es por la capacidad de cuidar y comprender, por empatizar, que es algo que aprendí en el colegio: a ponerme en el lugar del otro y a quererles. Y por supuesto a nivel espiritual, suelo rezar por mis pacientes y la fe influye también en mi forma de afrontar cuando desgraciadamente fallecen.
En todo ello la huella de lo aprendido en Guadalaviar es innegable.
  1. Con qué tres palabras definirías Guadalaviar

Alegria, amistad y trabajo bien hecho.
  1. Por último, cuéntanos alguna anécdota o recuerdo especial que tengas del colegio

Muchísimos!!! Los recreos de primaria que nos colábamos en el taller de Antonio y los de secundaria tomando el sol reflejado en el papel de plata del bocata; escondernos en los pasillos del pabellón para no bajar al patio en invierno cuando hacia frio y Maruja Senebra, nuestra compañera mas bien imaginaria de 2º de BAC que nació espontáneamente en un primer pase de lista al inicio de curso y por la que se pregunto semanas, aunque nunca venia a clase.
Sin duda uno de los recuerdos mas bonitos fue inventar un villancico, letra y música, de manera conjunta todo el curso, la negociación para incluirlo en el Concierto de Navidad y reintroducir así la costumbre de crear un villancico que actualmente siguen haciendo las alumnas de 2º de BAC.

Paula muchísimas gracias por compartir con nosotras tus experiencias y tus recuerdos de nuestro querido colegio.

Comparte
Sin Comentarios

Escribe un Comentario